Cómo Quitar el Miedo a los Espíritus o Fantasmas

Cómo quitar el miedo a los fantasmas

Descubre cómo quitar de una vez por todas ese terrible miedo a los fantasmas. Tal vez te parezca algo imposible pero te aseguro que no lo es. Aquí te explico 3 trucos sencillos para transformar tus noches sin dormir en tranquilidad absoluta.

 
 

La inmensa mayoría de las personas les tiene miedo a los fantasmas, incluso aquellos que no creen en los espíritus ni en el más allá ¿Curioso verdad? Ese fue mi caso durante prácticamente toda mi vida. Durante casi 40 años tuve una visión muy escéptica de la vida. 

No creía más que en lo que veían mis ojos ni tampoco en la vida más allá de la muerte. Sin embargo, el mero hecho de pensar en fantasmas me aterrorizaba. 

En ocasiones tenía pesadillas con espíritus que me dejaban totalmente muerta de miedo. Las sensaciones de aquellos sueños era tan intensas que no podía evitar tener miedo a los fantasmas aunque no creyese en ellos. Absurdo, lo sé. Y sin embargo, es algo que le sucede a mucha gente. Tal vez sea un indicio de que puede haber algo de verdad en eso que intentamos negar.

Con el tiempo descubrí que los fantasmas no eran cuentos para no dormir si no que eran algo real. 

Mi despertar espiritual abrió mis sentidos y me enfrentó de lleno con eso que siempre había intentado ignorar. Puedes taparte los ojos cuando ves una película de miedo, pero no puedes hacerlo cuando un espíritu se encuentra literalmente junto a tu cama. Ante estas repentinas visitas inesperadas no me que quedó más remedio que enfrentarme a la mayor de todos mis pesadillas: el miedo a los fantasmas.

Ver vídeo

"cómo quitar el miedo a los espíritus y fantasmas"

Reproducir vídeo

¿QUIERES VER MÁS VÍDEOS COMO ESTE? SÍGUEME EN youtube

Por suerte encontré a una persona que me ayudó en mi proceso, una médium que sufría de estas visitas desde niña. Gracias a ella descubrí lo qué son los espíritus en realidad y todos los motivos por los que deberíamos quitar nuestro miedo a los fantasmas.

La principal forma de quitar tu miedo a los fantasmas es cambiar tu forma de pensar respecto a ellos.

Para vencer el miedo primero debes modificar varios esquemas mentales que has ido creando desde la infancia. Estos tres enfoques sobre el mundo de los muertos que te voy explicar son los principales y los más efectivos a la hora de quitar el miedo a los espíritus.

 

 

Así es como yo quité mi miedo a los fantasmas:

1. Cambia la película

La inmensa mayoría de las imágenes que tenemos en la cabeza de lo que se supone que son los espíritus o los fantasmas están totalmente condicionadas por la historia del cine y las novelas de terror. Cuando pensamos en la muerte generalmente solemos pensar en esta parte más oscura del cine de terror: muertos en las tumbas, zombis, sangre, asesinatos…

Por desgracia, el género de terror ha alimentado nuestra imaginación y nuestra mente de esas imágenes feas y sangrientas que están relacionadas con la muerte.

Por si esto fuera poco, en nuestra cultura estamos acostumbrados a ver la muerte como algo que hay que esconder, algo que no se puede mirar, algo que es feo. Hemos convertido a la muerte en un tabú y esto solamente ha ayudado a que esa imagen de la muerte como algo negativo se haga aún más grande.

Nuestra sociedad actual se esfuerza por ocultar muerte y todo lo que le rodea: es incómodo hablar de ella, hay que cerrar la tapa de ataúd, hay que ser discretos sobre los detalles, hay que evitar que los niños acudan a funerales,… etc.

Cuando hacemos todo lo posible por evitar el tema de la muerte y lo metemos debajo de la alfombra lo que estamos haciendo no es otra cosa que alimentar ese miedo a lo desconocido.

Para quitar el miedo a los fantasmas primero debemos afrontar el miedo a la muerte. Y en gran medida nuestro miedo a la muerte está relacionado con no saber exactamente qué es lo que pasa cuando nos morimos.

Incluso las personas más creyentes tienen esa pequeña duda dentro de ellos, esta duda sobre qué es lo que pasará ¿Será el final de todo? ¿A dónde me iré? Por mucho que estas personas crean en el más allá o en el cielo la inmensa mayoría siempre tienen esa duda. La duda del miedo a no saber, del miedo a lo desconocido.

Miedo a la muerte y a los fantasmas

El cine y las novelas de terror utilizan ese miedo a lo desconocido constantemente. Imagínate el típico un pasillo oscuro en una película. Simplemente el hecho de que no sepamos y no podamos ver qué hay más allá de esa puerta o qué hay más allá de ese pasillo ya nos causa ansiedad.

El género de terror juega con este miedo que tenemos a lo desconocido, ya antes incluso de que aparezca ningún monstruo en escena. Nos da más miedo la idea de lo que pueda aparecer de repente que el monstruo en sí mismo.

Otro recurso que utiliza el cine para asustarnos es mostrarnos la muerte como algo realmente desagradable. Es muy posible que cuando pienses en espíritus o fantasmas te venga la imagen de la niña del exorcista. Pero la muerte no es esa niña, ni los zombis, ni las escenas gore.

Lo más importante de la muerte no es el cuerpo sin vida sino el proceso de transformación que experimenta el alma tras abandonar su cuerpo.

No podemos quitar el miedo a los espíritus y fantasmas sin antes cambiar nuestra imagen mental del aspecto que tienen. Un fantasma no es un cuerpo en descomposición. Borra esa imagen de tu mente.

Por suerte también existen otras películas que abordan el tema de la muerte de una forma mucho más amable, como la clásica Ghost o la entrañable Coco. Mi consejo es que cambies esa imagen de la niña del exorcista por otro tipo de imagen, como la famosa escena en la que Patrick Swyaze abraza con amor a su mujer mientras moldean juntos una pieza de barro. O el fantástico mundo multicolor del mundo de los muertos en la película Coco.

Los espíritus en la película Coco

Si no has visto ninguna de estas dos películas ahora es el momento ideal para hacerlo. Presta atención a los detalles y a cómo la muerte se puede enfocar de un lado más humano e incluso hasta cómico.

2. Reconoce el espíritu dentro de ti

Algo que te puede ayudar a perder el miedo a los fantasmas es darte cuenta de que dentro de ti también hay un espíritu. Tu alma, tu esencia, no es otra cosa que un espíritu dentro de un cuerpo físico. Normalmente nos solemos referir a los fantasmas como espíritus, pero realmente espíritus somos todos, tengamos o no tengamos cuerpo.

Todos hemos sido en algún momento un espíritu sin cuerpo físico. Simplemente ahora da la casualidad de que tú tienes un cuerpo material que puedes ver y tocar y el fantasma que se encuentra junto a tu cama no lo tiene.

A lo largo de la historia de nuestra alma hemos vivido fases en las que hemos tenido cuerpo y otras fases en las que no lo hemos tenido. Esta serie de fases se repiten una y otra vez en el proceso de la reencarnación. El hecho de que tú ahora mismo sí tengas un cuerpo es algo circunstancial. En algún momento tendrás que abandonar el cuerpo de habitas y te verás una vez más a solas con tu propio espíritu.

Tu espíritu

Todos estamos en este mundo de prestado. Venimos a vivir esta vida de alquiler, en donde nuestro cuerpo es una vivienda que se convertirá en nuestro hogar, pero sólo por un tiempo limitado. Cuando llegue el momento tendremos que dejar nuestro hogar y deambular durante una temporada “sin casa” hasta que volvamos a decidir alquilar un nuevo cuerpo. Y así una y otra vez cientos de veces.

Cuando pienses en espíritus piensa que son esas personas que ahora mismo están buscando piso o que están en esta época de transición entre un hogar y otro.

 

3. Sustituye el miedo por la compasión

Lo que más me ha ayudado a mí a la hora de perderle el miedo a los fantasmas es sentir compasión por ellos. Tal vez esto sea algo que nunca se te haya pasado por la cabeza, pero si alguien tiene que sentir miedo en esta situación no eres tú sino ellos.

Cuando hablamos de fantasmas realmente estamos hablando de un tipo de espíritus muy concreto: los fantasmas son almas que no han sido capaces de realizar el proceso de transición tras la muerte.

Cuando nos morimos se supone que dejamos nuestro cuerpo y nuestros guías nos ayudan a hacer esta transición a otro lugar donde tendremos que permanecer durante un tiempo. Esto es lo que se llama el periodo de entre vidas. Allí realizaremos cierto trabajo espiritual para prepararnos para nuestra siguiente encarnación.

angel

Pero por distintos motivos en ocasiones las almas no realizan bien esa transición y se quedan ancladas a este mundo que está más cerca del espacio material que habitamos. Estas almas que se encuentran atrapadas es muy posible que estén en un estado de desorientación, de frustración y de sufrimiento.

Imagínate que pierdes el tren para ir a tu casa y te encuentras atrapado para siempre en la estación.

Digamos que estas personas (porque las almas también son personas) se encuentran en esta complicada situación. En muchas ocasiones, cuando tienes un encuentro con un fantasma y sientes miedo o ansiedad lo que estás haciendo realmente es percibir las emociones de ese espíritu. Estás percibiendo la tristeza, el enfado, la ansiedad o el miedo que pueda sentir al encontrarse en una situación tan frustrante.

No creo que su situación sea deseable para nadie. Por este motivo, en lugar de sentir miedo hacia los fantasmas deberíamos sentir compasión y lástima. Se encuentran en un lugar bastante difícil y es posible que vayan a estar ahí durante mucho tiempo o tal vez incluso eternamente.

Si alguien tiene que sentir miedo en esta tesitura no eres tú, sino ellos.

No existe absolutamente ningún motivo para tenerle miedo a una persona que se encuentra perdida. Lo que siento de manera sincera es total compasión por ellos.

Del miedo a los fantasmas a la compasión

Qué pasa con las visitas de espíritus indeseadas

Es muy posible que siguiendo estos consejos llegues a perder el miedo a los fantasmas pero aún así desearías que dejaran de visitarte por las noches. Te comprendo, que sientas empatía no quiere decir que tengas que darle la bienvenida a cualquier espíritu perdido que ande deambulando por ahí.

Tengo que confesar que los encuentros con este tipo de espíritus no suelen ser agradables, por todos los motivos que te he contado, su energía suele ser en general bastante negativa y tal vez sea algo que con lo que no quieres lidiar de manera constante.

Para evitar que te molesten los espíritus o fantasmas necesitas poner en práctica una buena protección energética.

Este es un tema que toco en profundidad en el curso de técnicas energéticas. En él hablo sobre los distintos tipos de espíritus y enseño varias técnicas de protección energética para mantener tu energía y tu casa libres de visitas indeseadas.

Existen ciertos espíritus que, independientemente de que tengan buenas o malas intenciones, no queremos tener a nuestro alrededor.

Por este motivo he incluido en este curso sobre energías un módulo entero sobre protección energética en el que explico por qué esto es importante y muestro cómo mantener fuera de tu espacio aquellos espíritus más molestos.

A pesar de que ciertos espíritus puedan ser un incordio no es un motivo para temerlos. Cada vez que sientas que te vuelve a inundar el miedo a los fantasmas piensa estas 3 cosas:

  • En la muerte como en una fase más de la vida y en los espíritus como los personajes coloridos de Coco.
  • En que dentro de ti también hay un espíritu.
  • En que los espíritus perdidos se merecen tu compasión.

Si tienes estas tres cosas presentes te aseguro que ese miedo que siempre has tenido hacia los espíritus se transformará poco a poco en amor y comprensión.

Descarga tu Meditación de Enraizamiento

Aprende a centrarte y a asentar tus energías con esta bonita meditación guiada.
ZVE00057 - copia
¡Hola! Soy Laura.

Me encanta enseñar a personas sensibles como tú a conectar con su intuición a través de las cartas y de su voz interior.

Más información sobre mí.

¿te ha sido útil?
compártelo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Deja un comentario

Esta web, como todas, utiliza Cookies propias y de terceros.    Ver Política de cookies
Privacidad