Cómo Afrontar Las Cartas Negativas del Tarot

¿Quién no ha sacado alguna vez la carta de La Torre en su tirada diaria y se ha puesto a temblar? Las cartas negativas del tarot pueden ser muy intimidantes, pero tienen su función y si aprendes a darles un buen uso pueden convertirse en las cartas más útiles de toda la baraja.

La Torre, el 10 de Espadas, La Muerte, El Diablo, el 3 de Espadas o incluso el 5 de Espadas. Todas estas cartas pueden hacerte sentir cierta congoja cuando aparecen en una tirada. Estas no son las únicas con significados negativos pero sí son las que nos pueden provocar mayor rechazo. Nadie quiere una Torre en su energía del día.

¿Por qué existen estas cartas, para empezar? Porque el tarot es una representación de los eventos y sentimientos que todos vivimos a lo largo de nuestra existencia. Todos en algún momento hemos de vivir fracasos, separaciones, sorpresas desagradables, decepciones, tristeza o disputas. La vida está llena de un sinfín de situaciones negativas y positivas.

Si hiciéramos una baraja de tarot con sólo cartas positivas (la cual ya existe, el Tarot de la Benevolencia sin ir más lejos) estaríamos viendo sólo el lado positivo de la vida. Esto nos puede ayudar a mirar al futuro con alegría pero no va a evitar que vayas a vivir experiencias negativas. Hay que aceptar que las experiencias desagradables son parte muy importante de la vida y no es algo que se pueda evitar, igual que no se pueden evitar las cartas negativas del tarot.

Si la carta negativa te sale en una tirada diaria debes tener en cuenta que la mayoría de las veces te estará hablando de cosas pequeñas y mundanas.

El problema es que nuestra imaginación siempre se imagina lo peor.

Pensamos que la carta de La Torre va a ser una catástrofe, que La muerte va a ser una muerte real o que el 3 Espadas significa que ese día nos pondrán los cuernos.

Observa al final del día qué miedo has tenido al ver la carta y qué sucedió luego en realidad. ¿Realmente fue tan terrible? Seguro que no. Lo más seguro es que el 3 de Espadas fuese un comentario poco afortunado de alguna otra persona que te molestase o que la carta de La Muerte fuese que esa noche disfrutases del último capítulo de tu serie favorita. No todos los finales tienen que ser traumáticos, ya ves.

Es posible que estés de acuerdo conmigo pero aún así te de aprehensión enfrentarte a las cartas más oscuras del tarot.

Hay un principio muy básico a la hora de usar el tarot: no preguntes lo que no quieres saber.

Si te da miedo lo que pueda depararte el futuro no hagas preguntas de adivinación.

En su lugar usa tu baraja de tarot para explorar el presente y el pasado o como herramienta de desarrollo personal.

Usa preguntas distintas a las habituales. Te doy algunos ejemplos:

¿Qué energía me va a ayudar hoy?

¿Cuál es mi fortaleza?

¿En qué necesito centrarme ahora mismo?

¿Cómo puedo alcanzar mi objetivo?

¿Qué necesito dejar atrás?

Cuando te salgan cartas negativas en respuesta a estas preguntas recuerda que no son preguntas relacionadas con el futuro, sino con el presente o pasado. Interpreta las cartas en relación a la pregunta y a tu situación actual. Si te sale La Torre en respuesta a qué necesitas dejar atrás, por ejemplo, esto significa que aún tienes presente algún evento desagradable del pasado que te sigue influenciando en el presente.

Ser conscientes de las cosas que nos suceden en el presente o que arrastramos del pasado puede ser mucho más útil que saber el futuro.

Si no quieres renunciar a hacer tiradas de adivinación en algún momento te tendrás que enfrentar a cartas negativas en tiradas importantes, como por ejemplo en tu tirada para el año nuevo.

En momentos así las cartas ponen a prueba tu nivel de maduración y tu valentía ante la vida.

Como decía anteriormente, en la vida siempre habrá desafíos que debemos afrontar, seamos conscientes de ellos o no. Cuando utilizas el tarot como adivinación estás abriendo tu visión a todas las cosas “buenas” y “malas” que estén por suceder. Y cuando digo buenas y malas entre comillas me refiero a que la mayoría de las cosas no son ni buenas ni malas, sino más o menos desagradables de vivir o más o menos difíciles.

 

En ocasiones de las experiencias difíciles surgen cosas muy positivas. Por eso se dice que La Torre se tenía que caer tarde o temprano porque su cimentación no era sólida. La destrucción es una parte inevitable en el proceso de reconstrucción. Las dificultades son experiencias imprescindibles en el fortalecimiento de nuestro espíritu. No se puede ganar músculo sin sudar haciendo pesas.

Todas las experiencias negativas son necesarias para el crecimiento espiritual de cualquier persona y el vivir esas experiencias es uno de los motivos por el que estamos en este mundo.

Cuando ganas un poco de perspectiva sobre las cosas negativas de la vida ganarás perspectiva también sobre las cartas negativas de tarot.

Si ya sabes que en algún momento habrá momentos difíciles la mejor actitud no es ponerse a temblar sino prepararse para la tormenta. Imagínate que se esté aproximando una tormenta y que alguien te avise de ello ¿Qué harías? ¿Te quedarías llorando mirando al cielo con temor? No, seguramente cogerías tu mejor ropa de abrigo, cerrarías bien las ventana y te harías un sopa caliente.

Cuando las cartas nos avisan de momentos difíciles que están por llegar lo más inteligente es hacer uso de esa información y tomar todas las medidas necesarias para hacer frente a la batalla.

Una carta negativa es el mejor chivatazo que te puede dar el tarot, piénsalo ¿Qué utilidad puede tener que alguien te diga todos los días de tu vida vas a ser perfectamente feliz? Ninguna. Sabes que no es posible y no te servirá de utilidad cuando lleguen las vacas flacas. Así que tal vez sea mejor idea dar las gracias al universo por sincerarse con nosotros y utilizar a tu favor la ventaja de poder ver el futuro.

En este vídeo 👆 te hablo más a fondo sobre el tema y te cuento mi experiencia personal con el 10 de Espadas.

¿Quieres aprender más sobre tarot?

Apúntate al Curso de Tarot Online

Suscríbete al newsletter

Algunos de los enlaces de este blog son de afiliación. Esto quiere decir que por cada producto que compres yo gano una pequeña cantidad y a ti no te cuesta ni un céntimo de más. ¡Gracias por tu apoyo! :)

Deja un comentario

Esta web, como todas, utiliza Cookies propias y de terceros.    Ver Política de cookies
Privacidad